Consejos para participar en una game jam

jam_03

¿Así que quieres participar en una jam? ¡Muy bien! La experiencia de participar en una jam puede variar mucho dependiendo de un montón de factores. No es lo mismo ir a una jam presencial que participar en una desde casa. Tampoco es lo mismo trabajar con conocidos que con desconocidos… ¡y por supuesto participar solo es otra historia! Tu experiencia previa, tus habilidades, la inspiración y, ¿por qué no decirlo? la suerte, serán decisivas para experimentar y disfrutar una game jam de forma óptima. En este texto intentaré recoger algunos consejos para aquellos más novatos que no hayan participado con anterioridad en un evento de este tipo.

Estos consejos están centrados en las jams de fin de semana de 48 horas, aunque pueden ser más o menos prácticos para jams de otras duraciones. ¡Vamos allá!

Ten tu equipo preparado

Esto puede parecer una obviedad, pero hay que empezar por lo primero: ten tu ordenador listo para trabajar. Si eres novato en jams, desconsejaría correr riesgos y me aseguraría de que todo el equipo funcione a la perfección. Comprueba que no tienes problemas de rendimiento, ni te faltan drivers, ni hay un cable que “a veces no funciona”, etc. No dejes la instalación de ningún dispositivo o software para el último momento, llévalo todo preparado. Pon especial cuidado con las actualizaciones de software, sobre todo con las del sistema operativo, porque una actualización automática en plena jam puede ser fatídica: programas o dispositivos que dejan de funcionar, archivos perdidos, etc.

Si tienes que llevar tu equipo a una sede para una jam presencial asegúrate de que llevas todo y no te dejas nada en casa. ¡Revisa que llevas todos los cables antes de salir! Incluir un enchufe múltiple para enchufar todos tus trastos suele ser una buena idea. Otros objetos que pueden serte útiles son: alfombrilla para ratón, objetos de aseo personal, un cojín para las largas horas sentado y unos cascos para escuchar tu propia música o simplemente para aislarte del ruido.

Antes de empezar

Si trabajas con más personas en un grupo, antes de empezar a trabajar, deberíais acordar qué software vais a usar, concretando qué versión. Sería ideal que tuvierais una forma sencilla de compartir archivos: repositorio, carpetas compartidas, servicios online de almacenamiento o incluso un pen drive puede valer en algunos casos. Piensa que muchas jams no se caracterizan precisamente por tener un gran acceso a la red, así que guárdate algún as en la manga al respecto.

Si no os conocéis de antemano, es necesario clarificar de facto no sólo qué va a hacer cada uno, sino también cuáles son los puntos fuertes y menos fuertes de cada miembro del equipo. Es importante que os mováis en un ámbito de relativa comodidad y os pongáis metas alcanzables.

jam_01

Visualización del tema y definición de la idea

Siempre he pensado que para disfrutar 100% de una jam, es importante no llevar una idea de juego pensada con antelación. La gracia del asunto es hacer un juego en su totalidad en el tiempo dado. Llevar ideas previas  es trampa. De verdad, no lo hagáis.

Asimismo, creo que lo más complicado de una jam es precisamente dar con una buena idea. A lo mejor para empezar lo más importante es hacer un juego, sea cual sea, en 48 horas, pero con el tiempo querrás aprovechar estos eventos para experimentar e ir probando ideas un poco más frescas: por eso, es mejor no precipitarse y tirarse de cabeza a lo primero que surja.

Algunas de las ideas que suelen complicar el desarrollo de una jam y desaconsejaría son las siguientes:

  • Juegos compuesto de minijuegos: suelen ser poco brillantes, ya que hay que programar demasiadas mecánicas y producir muchos assets. Además, la suma de estos minijuegos no suele tener un resultado demasiado compacto para el jugador.
  • Aventuras point & click: la lógica suele ser “nos inventamos una historia a partir del tema muy molona que podemos contar a través de una historia point & click“. A lo mejor algo así se puede plantear cuando se tiene bastante experiencia o un motor para aventuras ya hecho, pero no suele ser buena idea. Es complejo definir diálogos, árboles de decisiones, inventarios, etc. No he visto salir muchas aventuras de este tipo con cierta calidad así que, sería un género que normalmente dejaría correr a no ser que el planteamiento fuera minimalista.
  • RPGs: no hay tiempo para balancear enemigos, definir el progreso subiendo nivel, contar una historia, hacer un sistema de combate… De entrada, por muy buena idea que te parezca, es un punto de partida demasiado complicado.

Las tres características que creo deseables un concepto para jam son:

  • Se basa en una sola mecánica: si es sencilla, mejor. Puntos extra por originalidad, innovación y sorpresa. Por cada propuesta de juego que salga pregúntate: ¿va a ser divertido?
  • Necesita assets limitados: su fuerte no se basa en tener muchos personajes, niveles, escenarios o músicas diferentes. Una buena idea tiene en cuenta de forma realista la capacidad de producción del equipo y dosifica el arte de forma interesante en el desarrollo del juego.
  • Tiene presente el alcance de un juego de jam: puedes centrarte en contentar al público que consume juegos de jams (que busca dosis de entretenimiento directas) o en hacer algo menos accesible y simplemente experimentar. Normalmente hay que elegir entre contentar a la gente o tu sed de probar cosas nuevas, pero independientemente de cual sea tu apuesta, lo más importante es que a la llegada de la deadline, el juego sea entregable.

El error más común con la definición en una jam es proponer un juego demasiado grande. Piensa siempre en que el tiempo es muy limitado, que casi siempre va a haber problemas técnicos o de organización, que algo va a ser más complicado de lo que inicialmente se pensaba o que, en definitiva, puede fallar lo más inesperado. En este sentido recuerda que siempre puedes ampliar el juego después de la deadline, lo importante es entregar algo redondo que un jugador pueda disfrutar. Mantener pequeña la idea de tu juego, es el mejor consejo que se puede seguir.

jam_02

El proceso

No hace falta realizar labores de organización de una manera demasiado sistemática, sino de forma eminentemente práctica y útil, que ayude a visibilizar qué tareas se van haciendo y qué tareas quedan por delante. Papel y bolígrafo son siempre tus mejores amigos por su simplicidad e inmediatez.

Hacer y repartir una lista de tareas puede ayudar mucho a agilizar el desarrollo. Si hay varios programadores o varios artistas, es importante que acuerden ciertas pautas de trabajo (nombres de archivos, formatos, tamaños, etc.). Asimismo, la coordinación entre diferentes perfiles es fundamental. Aseguraos de que todo el mundo rema en la misma dirección: buscad referencias y puntos comunes, aclarad cualquier punto del juego que creáis que no está lo suficientemente definido, preguntaos qué no tenéis del todo claro, etc.

Ten presente lo importante que es tener un apartado sonoro diferenciador, inmersivo o divertido. Para trabajar con el encargado de audio, podéis utilizar la clásica lista de sonidos necesarios, pero también ir un poco más allá y buscar algún detalle de sonido adaptativo en el juego si cabe. Si te dedicas al audio, implícate a tope en el proyecto, no creas que tu labor es únicamente hacer assets. Deberías tener voz y voto en todo el desarrollo.

Utilizar placeholders desde el principio puede ser de ayuda, pero recuerda que integrar los assets no siempre es un camino de rosas y puede requerir bastante tiempo. Es buena idea que el creador del asset trabaje con el programador codo con codo a la hora de la integración, pero si los responsables de la producción de gráficos o sonido pueden integrar autónomamente su material, mucho mejor.

Normalmente no da tiempo de integrar material elaborado a última hora, así que las últimas horas los artistas pueden utilizarlas para mejorar detalles de assets ya integrados o para hacer el material promocional necesario para las plataformas de subida. Un juego con buenos screenshots o con un buen logo, destaca automáticamente sobre un montón de juegos igual de buenos que no tengan estas imágenes preparadas.

Un buen planning de media, aunque cada caso es particular, utilizando la estructura de Familiar Game Jam, puede ser el siguiente:

  • Viernes por la tarde: definición de la idea y búsqueda de referencias. Recuerda, la idea cuanto más atomizada y pequeña, mejor.
  • Sábado por la mañana: desarrollo a toda velocidad, aprovechando la frescura del inicio del fin de semana.
  • Sábado por la tarde: resolución de las mayores complicaciones. Replanteamiento de aquello que esté siendo problemático. Reducción de la idea si es necesario.
  • Domingo por la mañana: integración de assets en el estado que estén, pruebas e introducción de pequeñas features.
  • Domingo por la tarde: pruebas, resolución de bugs, actualización de los assets con mejoras. Entrega.

Comunicación y habilidades sociales

Más allá de tus habilidades técnicas, para disfrutar de la jam necesitas mantener buena relación y comunicación con tu equipo. Es muy importante ayudarse unos a otros, ser críticos con el trabajo mutuo, pero siempre teniendo en cuenta que todo el mundo está bajo presión.

A menudo los grupos se conforman de personas con diferente experiencia. Si no has hecho muchas jams, deberías dejarte guiar y aconsejar. Por contra, si tienes más recorrido, deberías aconsejar desde la prudencia, dejando el espacio necesario para que los más novatos aprendan y experimenten. Todo el mundo puede tener buenas ideas, independientemente del historial previo, por lo que mantener una escucha activa de todas las partes es básico para aprovechar el potencial del equipo.

Ayuda a tu compañero, respeta el turno de palabra, recuerda siempre que el juego es de todo el equipo, mantén tu ego bajo control, sé educado y, en definitiva, saca la mejor versión de ti mismo. Hay que ser competitivo con uno mismo: recuerda que incluso ayudar a miembros de otros equipos puede ser igualmente importante. Una jam puede ser un lugar excelente donde conocer a futuros colegas de trabajo, gente con la que comenzar aventuras en el mundo del desarrollo de juegos. ¡Más de un estudio ha empezado sus andaduras en una jam!

Alimentación y descanso

Este punto es sencillo: necesitas dormir un mínimo de horas y controlar la ingesta de cafeína y azúcar. Si llegas al último día de jam demasiado cansado, lo vas a pasar mal en las últimas horas, que suelen ser bastante críticas para el resultado final del juego. Una directriz sencilla que puede funcionar bastante bien es alterar lo mínimo tus ciclos de sueño y alimentación diarios.

Cuidado con el exceso de café, refrescos, bebidas con gas, bebidas alcohólicas, etc. A menudo las jams se convierten en un festival descontrolado de snacks y dulces, pero hay que mantener un poco el control y no estar comiendo todo el rato por simple ansiedad. Dormir lo necesario, beber agua y comer moderadamente, es algo que agradecerás en el último trecho del evento.

jam_04

Dar visibilidad al esfuerzo

El evento ha terminado… ¿y ahora qué? Bueno, puede que haya premios y puede que ganes alguno. Un premio siempre es un bonito reconocimiento, pero ¿no es más importante que la gente pueda jugar a tu creación? Hay miles de juegos de jams ahí afuera y hay una ventana de tiempo no demasiado grande para dar visibilidad a tu creación. Hay una serie de pequeñas acciones que pueden ser muy provechosas para llegar a más público y recibir más feedback:

  • Piensa un buen nombre para tu juego.
  • La gente prefiere juegos online que no tenga que descargar, así que si tu juego funciona en navegador, mejor que mejor.
  • Completa el perfil del juego en la plataforma de publicación con todo lo necesario, incluyendo banners, keywordsscreenshots y descripciones.
  • Realiza una grabación de tu juego y compártela a través de la red. Software como OBS puede ayudarte en capturar tu juego.
  • Publicita tu juego a través de las redes sociales: el cotarro del gamedev se mueve esencialmente en twitter. Utiliza los hashtags #gamedev e #indiedev y llegarás a un público mucho mayor. Si puedes participar en #screenshotsaturday durante la jam subiendo alguna captura de tu juego, mucho mejor.
  • Hay muchas webs aficionadas a hacer reseñas de juegos de jams. Ponte en contacto con todas las que puedas, preparando una nota de prensa o un mensaje más personalizado.
  • Sube tu juego a más de una plataforma: tienes gamejoltitch.io, kongregate, newgrounds, etc.
  • Si puedes, realiza una sencilla landing page de tu juego con enlaces a las diferentes plataformas, videos, material, etc.
  • Nos guste o no, youtube es la principal creadora de tendencias en cuanto a gaming, así que si consigues que tu juego alcance a un youtuber reconocido, la popularidad de tu juego crecerá de forma exponencial.

¿Cuál es el fin de todo esto?

Puedes tener muchas razones para participar en una jam, pero recuerda:

  • pásalo bien y contribuye a que los demás disfruten del evento
  • lo importante es tener un juego (pequeño) que entregar al terminar el plazo
  • habla, escucha y ayuda a los demás, es la mejor forma de aprender
  • déjate aconsejar por gente con más experiencia y aconseja con prudencia

Espero que algunos de estos consejos te sean útiles, ¡si bien no hay que tomarlos como verdades absolutas! Experimenta, sigue tu instinto y disfruta del proceso de aprendizaje.